INICIO
ASOCIACIÓN
ACTIVIDADES
MICOLOGÍA
NATURALEZA
ENLACES
   
 

MORFOLOGÍA - MACROSCOPÍA

 

Una seta típica consta de los siguientes elementos:

 

Cutícula: Es la cubierta exterior del sombrero. Puede presentar colores muy diversos y la superficie puede ser lisa o cuarteada, con restos de volva en forma de escamas, también seca o viscosa. Otro carácter importante es que sea fácilmente separable del sombrero o que esté fuertemente adherida a él.

 

Sombrero: Es la parte más ancha, situada sobre el pie. Sus formas son muy variables, así puede ser: globoso, aplanado, convexo o embudado, mamelonado o ramificado, etc.

 

Himenóforo: Es la parte que sostiene al himenio, que a su vez contiene las esporas sexuales. Puede ser liso o tener pliegues, púas, tubos o láminas.

 

Pie: Es la parte que sostiene el sombrero. Su tamaño y forma son muy variables, ya que pueden ser radicantes, claviformes, bulbosos o provistos de retículo y anillo.

 

Anillo: Formado a partir de los restos del velo parcial. Puede ser doble, harinoso, escamoso, etc. Por su posición en el pie son ínferos o súperos y se dice que son fugaces si desaparecen con el tiempo.

 

Volva: Parte membranosa que rodea la base del pie de algunas especies. Pueden ser sacciformes, escamosas, circuncisas, etc.